Skip to main content

EXPOCIUDAD CARTAGENA 2016

Expociudad 2016

Todo está listo para que 40 expositores estén presentes en el máximo evento ferial del sector inmobiliario de Cartagena “EXPOCIUDAD CARTAGENA 2016”, que organiza la Sociedad Colombiana de Arquitectos, Regional Bolívar, y que reúne en un mismo sitio lo mejor de lo mejor para invertir en bienes raíces en la ciudad más hermosa del caribe.

La feria se realizará en las instalaciones del Museo Naval del Caribe durante los días 8,9 y 10 de enero de 2016, y la entrada al público será gratuita desde las 3 de la tarde hasta las 10 de la noche.

En este extraordinario evento usted tendrá la oportunidad de conocer proyectos como:

Parque de la Castellana

Fragata

Proyecto Laguna del Cabrero CartagenaMonserratPraiaMirloInfinitumBariOceanDrive

Esta es la oportunidad perfecta para que de la mano de un lider inmobiliario usted realice la mejor inversión en finca raíz, con la EXPERIENCIA, EFICIENCIA Y PROFESIONALISMO QUE GENERAN SATISFACCIÓN Y CONFIABILIDAD.

#LíderesInmobiliarios

www.araujoysegovia.com

Parque de la CastellanaFragataMonserratLaguna del CabreroPraiaMirloInfinitum – Bari – Ocean Drive

¡Las necesidades satisfechas no motivan!

las necesidades satisfechas no motivan

¡Las necesidades satisfechas no motivan!

No recuerdo a quien escuché decir esto por vez primera, pero me quedó grabado desde entonces, y no imaginan cuanta certeza he podido evidenciar en esas palabras.

Con frecuencia vemos en los diferentes medios de comunicación paisajes hermosos de lugares no solo de nuestro bello país sino del mundo entero; y solemos maravillarnos con los colores que la naturaleza nos entrega, anhelando poder estar en presencia de tanta belleza, sin casi ser conscientes que tan solo a unos pocos pasos, podemos cada día ser testigos de un mural único, majestuoso y casi divino que la hermosa Cartagena de indias nos brinda a propios y visitantes a las 5 de la tarde sobre la Avenida Santander cada vez que el sol se oculta en el horizonte.

Ver una puesta de sol es sentir la presencia de una fuerza divina que sin pedirnos nada a cambio, se empeña en decirnos que la vida es bella, que el final no tiene porque ser menos bello que el camino que hemos recorrido, y que la esperanza no se acaba con el día; por el contrario nos recuerda que con la puesta del sol nace el brillo de las estrellas en el cielo y se nos llena el corazón de la paz que tanto necesitamos en estos días. Sentir la brisa fresca en una caminata por las calles del centro histórico de la ciudad, es una experiencia que enamora con las tonalidades de las luces e invita a vivir ese realismo mágico del que tanto se ha escrito. El corazón se agiganta cuando tomas de la mano a ese ser querido en algunas de las muchas plazas que te ofrecen ese aire marino relajante, envolviéndote en un ambiente de infinita felicidad. Y una caminata por la orilla del mar nos brinda un masaje a nuestros pies y hace experimentar una sensación de dicha mientras sientes como se activa la circulación en todo el cuerpo. Todo esto nos ofrece nuestra bella ciudad, y hay que darnos el tiempo necesario para disfrutarlo.

Pero parece ser que efectivamente esa necesidad está satisfecha y no apreciamos el regalo diario que nos brinda la naturaleza; dando por sentado que allí está y siempre estará, mientras transitamos sórdidamente, ya casi sin maravillarnos, pero anhelando poder estar en lugares lejanos, cuando hay quienes en la distancia sueñan con poder disfrutar esa invitación llena de colores y formas que hacen que un ocaso nunca sea igual a otro, porque se conjugan los colores, el rocío del mar, el olor que se percibe, los sonidos que ambientan y celebran, cada día desde la costa más bella de américa; que el sol se vaya a dormir para dar paso a una noche que también quiere engalanarse rindiendo homenaje a la fantástica Cartagena.

Ese mar imponente recordará la última vez que cada uno de nosotros le visitamos alguna tarde de domingo en compañía de familiares o amigos para pasar un rato agradable retozando en sus arenas bajo el sol como testigo majestuoso; pero con certeza más de uno de nosotros no lo tendrá así presente. Y es que no solo el mar siente nuestra ausencia y desdén, también se percibe cuando se trata de visitar nuestros sitios históricos, cómo el majestuoso Castillo de San Felipe de Barajas, por solo citar un ejemplo; incluido en 1984 por la Unesco dentro de la lista de Patrimonio de la Humanidad; y al cual se le considera una de las siete maravillas de Colombia; muy a pesar que el último domingo de cada mes el acceso a los monumentos y sitios históricos de la ciudad es gratis, cosa que algunos no saben, y a otros poco motiva.

Y es que con pasmosa sorpresa podemos encontrar con más frecuencia que un familiar o amigo foráneo visite y tenga fotos en estos lugares que cualquier Cartagenero o Cartagenera que ha vivido toda su vida en esta hermosa ciudad. ¿Cuántas veces hemos llevado a nuestros hijos a visitarlos?, ¿Cuánto sabemos de su historia? ¿Cuánto hemos investigado sin que sea una tarea de nuestros hijos? Queremos una mejor ciudad, y no la vivimos; la exigimos a nuestros gobernantes y excusamos nuestras responsabilidades.

En las mañanas al oriente, en las tardes al occidente mientras aún no se ha desvanecido el rocío sobre las plantas; el cielo nos regala su obra para llenar nuestros corazones de esperanzas; mas no tomamos el tiempo ni aún para deleitarnos con ese inmenso regalo divino; mientras nos dejamos llevar por el afán con que inicia cada día en nuestras vidas; y peor aún, en ocasiones no le enseñamos a nuestros hijos a que ellos si lo disfruten.

¡Las necesidades satisfechas no motivan! Hasta cuando ya no lo están.

Visita: Notas breves de Cartagena de Indias

#Líderesinmobiliarios

GEOBEL E PALLARES OLIVER
Director de Planeación Estratégica
Araujo y Segovia S.A.

CASAS CAMPESTRES, TODO UN ESTILO DE VIDA

CASAS CAMPESTRES, TODO UN ESTILO DE VIDA

Se acerca el preámbulo de unas merecidas vacaciones. Cuando se tiene una casa de campo, esos descansos pueden extenderse del fin de año a los ‘puentes’ y a cualquier fin de semana.

La buena noticia: en Cundinamarca hay casas de campo para todos los presupuestos y todas las necesidades por lo que cada vez toman más fuerza entre los compradores de finca raíz que quieren ‘huir’ de la contaminación y la congestión de las capitales.

“Las familias buscan un refugio para alejarse del estrés citadino pero, claro está, sin perder las comodidades de la ciudad de la que quieren escapar”, explica Claudia Jaramillo, gerente de Avalon Hills.

Este concepto lo comparte Johana Muñoz, de la constructora La Mansión. Ella agrega que “la belleza del entorno natural y la pureza del medioambiente es el valor agregado que buscan quienes deciden invertir en una casa fuera o en los alrededores de Bogotá”.

Esto, justamente, es lo que hace que este tipo de propiedades tengan una amplía gama de inversionistas, que van desde los amantes de las haciendas hasta quienes deciden vivir en las afueras de la ciudad.

Así, cada vez es más fácil y cómodo tener una propiedad campestre con otros beneficios más allá de la vista y la naturaleza. En este tipo de bienes, ya es habitual que los constructores ofrezcan todo el concepto del club house, es decir salón social con piscina, sauna, turco, gimnasio con tecnología de punta, además de canchas de squash y tenis, juegos infantiles, senderos peatonales, zona de BBQ o jaula de golf.

Haciendas en propiedad horizontal

Para aquellos que prefieren el concepto de la finca, también hay opciones con caballerizas, lago para pesca deportiva, bosques tropicales, quebradas, orquídeas y frutales en zonas que, además, ofrece deportes extremos como rapel, rafting, ciclomontañismo y expediciones 4×4.

En cualquier caso, lo importante es que allí se diseña con una arquitectura campestre pero también contemporánea que se integra con el paisaje para tener el mayor respeto por el entorno.

No obstante, todos estos ‘gusticos’ tienen unos costos de mantenimiento que la figura de la propiedad horizontal está ayudando a solventar.

De hecho, el costo permanente de sostener tanto al administrador como la seguridad, los servicios públicos y las reparaciones locativas es una de las razones que frenan la decisión de compra de los interesados.

Al tener tanto la piscina como las demás zonas y equipos en propiedad común se comparten los gastos, lo que hace que resulte mucho más económico el sostenimiento, sin mencionar que no es lo mismo quedar en manos del ‘cuidandero’ que tener el respaldo que ofrecen las compañías expertas en manejar bienes en propiedad horizontal.

De hecho, esa figura ha evolucionado al punto que los desarrolladores de unidades de alto costo han decidido vender la propiedad de manera compartida entre varias familias. Las haciendas se entregan totalmente amobladas y los compradores se distribuyen las diferentes semanas del año.

Así, el menaje privado de cada familia se queda en un depósito para que no sea necesario transportar nada.

Cada vez más tiempo en las casas campestres

Prolongar el tiempo de descanso y el uso y goce de las propiedades campestres es una tendencia cada vez más marcada gracias a los adelantos tecnológicos.

“Los pensionados son los primeros privilegiados que disfrutan verdaderamente al invertir en inmuebles en climas cálidos pues, los de hoy, pertenecen a la generación más educada y con mayor poder adquisitivo del país”, dice Andrés Correa, gerente del proyecto Palmas de Iraka.

“Los pensionados de hoy dejan de ser empleados pero continúan como consultores y asesores porque su conocimiento es altamente valorado y esas son labores que se pueden hacer desde cualquier lugar del país, gracias al avance de las comunicaciones y el internet”, agrega este arquitecto quien considera que la nueva generación de jubilados disfruta esta nueva etapa de la vida de una forma completamente diferente a la de las décadas anteriores.

De hecho, son ellos quienes recomiendan a sus hijos y a sus nietos sobre dónde adquirir sus viviendas y, muchas veces, les aportan la cuota inicial para que puedan comprar. Precisamente por ello, agrega Correa, los diseños arquitectónicos deben obedecer a las nuevas necesidades de esos pensionados que continúan totalmente activos física y económicamente.

Entonces, además de las zonas de recreación, deportivas y comunales, se diseñan casas con terrazas cubiertas en generosas áreas, alcobas con balcones y zonas disponibles para otro tipo de actividades complementarias como el jacuzzi o el BBQ. Todo con diseños clásicos pero contemporáneos y con las instalaciones y conexiones de voz y datos para adecuar cualquier aparato tecnológico.

“El mercado se mueve a cubrir la demanda de todo tipo de pensionado, con diferentes rangos de ingresos, que buscan una segunda vivienda que les ofrezca alternativas de entretenimiento acordes con la vida activa y moderna”, explica el arquitecto.

Este tipo de segunda vivienda especializada se desarrolla en municipios con climas cálidos y todas las garantías de seguridad e infraestructura física y médica y a máximo dos horas de Bogotá, como Villeta y La Mesa.

Estilo de vida campestre

El fenómeno de trabajar desde la distancia está generando un fenómeno en los alrededores de Bogotá. Diseñadores, fotógrafos, artistas, cirujanos, consultores, asesores y trabajadores independientes, así como altos gerentes de multinacionales que no deben cumplir horario ni estar todo el tiempo dentro de una oficina, le están apostando al estilo de vida campestre.

“Las familias jóvenes con hijos pequeños quieren que ellos crezcan respirando aire puro y puedan, como lo hicimos en la generación anterior, jugar con sus amigos o montar en bicicleta en frente de la casa sin que corran peligro”, explica Claudia Jaramillo, gerente de la firma desarrolladora de proyectos campestres.

Ellos quieren que los pequeños tengan la posibilidad de alejarse voluntariamente del mundo virtual del computador para tener aventuras reales, por ello buscan una vivienda con la mayor cantidad de zonas verdes y bosque nativo con sus quebradas, que son bastante generosas en los proyectos de municipios como Chía, Cajicá, Cota, Sopó y La Calera.

De hecho, también se están trasladando porque los colegios bilingües se están instalando en las afueras de La Capital y no quieren que sus hijos deban salir a las 5:00 a.m. para estar dos horas dentro del bus escolar.

“Un grupo importante de familias busca huir del bullicio de Bogotá pero también quiere disfrutar de las comodidades urbanas por eso los proyectos se complementan con canchas de tenis, squash, piscina y otras zonas húmedas, zonas de BBQ y juegos infantiles”, agrega la gerente de Avalon Hills, que cuenta con 17.000 metros de zonas verdes y bosque nativo.

El otro factor benéfico es que el costo por metro cuadrado es menor frente al de Bogotá y los servicios públicos son mucho más económicos, lo que también incide de forma benéfica sobre el precio de las cuotas mensuales de administración. Esto permite adquirir bienes de áreas mayores, con parcela y con menores costos de sostenimiento.

De hecho, se espera que con la ampliación de la Autopista Norte mejore sustancialmente la velocidad del flujo vehicular. No obstante, quienes le apostaron a este estilo de vida, han aprendido a sobrellevar los trancones y se movilizan en horas diferentes a las ‘pico’.

0
0
1
1175
6468
Araujo y Segovia
53
15
7628
14.0

Normal
0

21

false
false
false

ES-TRAD
JA
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:12.0pt;
font-family:Cambria;
mso-ascii-font-family:Cambria;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Cambria;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

Fuente: http://propiedadesyremodelacion.com/