Skip to main content

El paradigma de optimizar el tiempo

optimizar el tiempo

En el mundo de la teoría empresarial pocas veces se generan rupturas de paradigmas que impactan de manera importante la forma de hacer negocios. En las últimas décadas las teorías sobre la optimización de procesos de producción de Deming, la emergencia de la calidad total de Ishikawa y la estructuración de la planeación estratégica iniciada por Drucker, entre otros, han cambiado desde la academia la manera de hacer negocios y manejar las empresas aumentando su productividad y competitividad.

La implementación de estas teorías ha hecho que, solventados estos dilemas empresariales, el cuello de botella para seguir mejorando se concentre cada vez más en la capacidad de los directivos de tomar las decisiones correctas. No se trata acá de las grandes decisiones estratégicas sino de las decisiones que se toman día a día y permiten materializar los objetivos de la empresa.

En este campo la capacidad de los gerentes de tomar decisiones acertadas para cada situación ha estado asociada históricamente con sus capacidades, pero también con la manera en que optimizan el uso de su tiempo. Sin embargo con la emergencia de la era informática y las nuevas alternativas de comunicación, el tiempo laboral hoy no se limita únicamente a las horas de oficina haciendo que la productividad ya no pueda ser definida por el paradigma del uso del tiempo. Los directivos están prácticamente disponibles y “conectados” todo el tiempo, haciendo que se desaparezca cada vez más la frágil línea que separa su trabajo de su tiempo personal, familiar y social.

Muchos gerentes, sin darse cuenta, han caído en el falso supuesto de que el desempeño está ligado a optimizar el tiempo por medio del uso de los aparatos electrónicos, conectados y encendidos permanentemente, trabajando a la más alta velocidad posible en modo multi-tasking accediendo a un potencial ilimitado de información. Con los cambios en el entorno, el cuello de botella en el desempeño de los directivos ya no es su disponibilidad de tiempo sino que se ha vuelto su disponibilidad de energía. Sin darse cuenta y a raíz del agotamiento producido por estar constantemente disponibles, los gerentes están entrando frecuentemente la “zona de supervivencia” el espacio en el que el comportamiento es reactivo e influenciado por la ansiedad y la actitud defensiva.

La respuesta a esta situación está en un cambio cultural en que cada directivo debe realizar que ya no debe optimizar su tiempo disponible sino el uso de su energía personal. Dado que en las labores gerenciales se cumple el Pareto en el que 20% de las decisiones generan 80% del valor, la asignación consciente en concentración y dedicación a estas labores termina determinando en muchas ocasiones la calidad en la toma de decisiones en la empresa.

Dicho de otra manera, la optimización que se dio en varios campos de administración empresarial por medio de la implementación de la planeación estratégica se está haciendo de obligatoria implementación a nivel personal para los directivos. Además de capacitarse para manejar la energía personal como un recurso escaso, el tener constantemente la claridad mental de cuáles son los temas importantes a los que se debe dedicar energía e intensidad en contraposición a cómo evitar el desperdicio de energía en asuntos de menor importancia corresponde a aplicar, a nivel personal, el mismo principio que revolucionó el mundo empresarial por medio de la planeación estratégica.

Qué piensas? Compártenos tu opinión.

Artículo tomado de LR, escrito por  Marc Eichmann –  Mar, 10/06/2015

#LíderesInmobiliarios

www.araujoysegovia.com

Conozca la mejor forma de tener casa propia

La mejor forma de tener casa propia

Sea nueva o usada, el colombiano tiene a su disposición un sistema bancario dispuesto a atender las necesidades de crédito para su adquisición.

La valorización del inmueble es lo más rentable de la finca raíz. Dependiendo del uso y la ubicación oscilará entre el 6% y 10% al año.

Uno de los sueños más preciados de los colombianos es tener casa propia. Existe en el imaginario nacional la necesidad de adquirirla pues, de alguna manera, ésta significa seguridad y arraigo. Además, no es un secreto que al tener casa propia se abren otras puertas de bienestar social, como el crédito para la compra de vehículo y de muebles, electrodomésticos y enseres.

De hecho, la experiencia muestra que la finca raíz es de las pocas opciones que tiene a la mano el ciudadano común para evitar que su dinero –a veces el ahorro de su vida- se desvalorice, es decir, pierda valor en función del tiempo.

Pero siempre surge la pregunta: ¿dónde invertir en vivienda sin incurrir en riesgos innecesarios? Si bien la finca raíz es una alternativa de inversión muy segura,  existen riesgos  y a veces resultan costosos: por ejemplo, una zona de inestabilidad geológica o que vaya a cambiar el uso del suelo pueden hacer esfumar los ahorros en un parpadeo.

Por esta razón hay que dejar asesorarse de los expertos para no errar en la elección. Consultamos con el Grupo Aval, entidad que reúne a los bancos de Bogotá, de Occidente, Popular y Las Villas, y que en principio mencionan don grandes caminos para invertir en vivienda: el crédito hipotecario tradicional y el leasing habitacional.

“Ambas alternativas son viables, solo que con la primera el apartamento o la casa entra a hacer parte del patrimonio del tomador, mientras que con la segunda, solamente al final. Esto tiene importantes consecuencias tributarias porque cuando el patrimonio supera los límites establecidos por la Dian, hay que declarar renta.

Normalmente un leasing habitacional se firma en pesos a 10 o 15 años, previo desembolso de una cuota inicial que debe ser de mínimo el 30% del valor del inmueble”, explica Lácides González, contador público titulado especialista en la materia.

“Dentro de los detalles del crédito hipotecario el interesado puede encontrar diferentes opciones en plazos y sistemas de pago (en pesos o UVR), valores agregados para el proceso de escrituración en notarias o incluso créditos para gastos de escrituración y para amoblar. Además, es diferente comprar vivienda nueva o usada”, expone Camilo Mauricio Lerzundy Forero, gerente de Productos Personas y Empresas del Banco AV Villas.

“Sucede que la vivienda nueva puede ser VIS (de Interés Social) o No VIS –continúa Camilo Mauricio Lerzundy Forero, lo cual determina trámites y requisitos diferentes. De la misma manera, si el cliente requiere subsidios o beneficios otorgados a través de Cajas Compensación o del Gobierno Nacional, como por ejemplo FRECH (Fondo de Reserva para la Estabilización de Cartera Hipotecaria)”.

Una vivienda nueva puede adquirirse sobre planos,  en proceso de construcción o cuando esté terminada, de manera que hay diferentes variables para cada caso como lo son los tiempos, trámites, costos y requisitos que se deben surtir.

Por el contrario, si se va a comprar una vivienda usada, igualmente se deben tener en cuenta variables como por ejemplo si la vivienda está hipotecada, su estado de conservación, su estado jurídico, etc.

En cualquiera de los dos eventos, nueva o usada, el cliente debe conocer y entender ampliamente las condiciones de negociación con el vendedor, por ejemplo, la forma de pago. De ahí dependerán los recursos propios que tenga la persona para el cálculo de la necesidad de crédito. Existen mecanismos para ahorrar la cuota inicial, como las cuentas AFC y cuentas de ahorro programado así como las cesantías.

Fuente: www.semana.com

Lo que debe saber para entregar un inmueble arrendado


¿CÓMO ENTREGAR UN INMUEBLE ARRENDADO?

Dejar un apartamento, local u oficina no es sólo llevarse recuerdos y dejar paredes sucias. Implica un compromiso con el dueño del inmueble para entregarlo en las mismas condiciones en que fue recibido.

Eso sí, debe tenerse en consideración el deterioro ocasionado por el uso y goce legítimo pues una pared rayada, un lavaplatos goteando o un ventana rota pueden ser motivos suficientes para que el inquilino no pueda restituir, como es debido, el inmueble a su dueño o a la inmobiliaria responsable.

¿Porqué? Simplemente porque el trámite de entrega debe que quedar soportado en un acta de entrega firmada por ambas partes y donde se expresa que todo se recibe a satisfacción.

Estar al día con todas las obligaciones económicas (canon, cuota de administración y servicios públicos) estipuladas en el contrato de arrendamiento es el requisito primordial y, muchas veces, el mayor inconveniente al momento de hacer la de la devolución.  El abogado Andrés Martínez, experto en temas de arrendamiento y propiedad horizontal, explica que razones de fuerza mayor como desempleo, quiebra o la imposibilidad de encontrar otro sitio son las principales razones para que el inquilino se rehúse a restituir el bien.

Por ley, cuando el dueño necesita el bien debe avisar con tres meses de anticipación al inquilino, a través de servicio postal autorizado, siempre de acuerdo a los parámetros y tiempos establecidos en el contrato de arrendamiento. “En algunos casos hasta el hecho de no tener los recursos para el trasteo es motivo para dilatar el reintegro de la propiedad”, afirma Martínez.

La cuota de administración en las propiedades horizontales muchas veces resulta ser un ‘florero de Llorente’ cuando llega el momento de la restitución. Es usual (y traumático) que el arrendatario se vaya con una alta deuda por este concepto pues, dentro de la lista de prioridades de pago, el último lugar lo tiene la administración pues –a diferencia del agua o la luz- este servicio ni es prioritario ni lo ‘cortan’; entonces es usual que las familias se ‘cuelguen’.

Germán Molano, director del Colegio de Administradores de Propiedad Horizontal, sugiere que por ningún motivo se certifique el reintegro mientras haya mora con la cuota mensual pues será el propietario quien deba asumir cualquier deuda.

En las mejores condiciones posibles

El implacable paso del tiempo también afecta a las propiedades (no sólo a sus moradores) y esto debe tenerse en cuenta al momento de la restitución. Para evitar complicaciones entre dueño e inquilino –que nunca faltan- lo más recomendable es realizar un inventario y ojalá un registro fotográfico, donde conste el estado de todos los elementos permanentes como puertas, cerámicas, paredes y ventanas, entre otros.

Así se podrá determinar más claramente qué daños sucedieron por descuido (lo que debe pagar el inquilino) y cuáles son simple desgaste natural (que debe asumir el propietario). Recuerde que, si el responsable del inmueble autoriza la entrega, después no habrá reclamo que valga, ni ave María que rece, pues todos los arreglos deberán salir del bolsillo cargo del dueño.

Cuando la responsabilidad del inmueble está a cargo de una empresa inmobiliaria, está se hace cargo de todo el trámite. Para Rodolfo Rabitz, director de arriendos de Luis F. Correa y Asociados, la empresa no puede expedir ‘paz y salvo’ de entrega hasta constatar que las cuentas estén al día y que la parte física se encuentre en perfectas condiciones.

“Los contratos  comerciales en su mayor parte están sujetos a la voluntad contractual de las partes, de ahí que para evitar los excesos de la posición dominante del arrendador o la agencia inmobiliaria, el arrendatario debe asesorarse preferiblemente de un experto de reconocida trayectoria y alta seriedad”, aconseja el abogado Andrés Martínez.

Esta recomendación es especialmente útil en aquellos casos en que el propietario –y a veces las inmobiliarias- más por desconocimiento presionan para que los inquilinos paguen reparaciones causadas por el desgaste natural so pena de hacer cumplir la póliza de arriendos. Caso en el que el arrendatario puede quedar entre ‘la espada y la pared’: negarse a pagar y que la aseguradora le cobre al fiador o pagar algo que considera injusto.

La entrega de un inmueble arrendado no resulta un proceso sencillo,  la  mejor receta para evitar dolores de cabeza es buscar un procedimiento ordenado, con fechas y condiciones claras para ambas partes y en lo posible en los términos más amistosos posibles pues, generalmente, las controversias se presentan porque nadie quiere ceder.

Consejos en caso de conflicto

Si la devolución se vuelve una pesadilla tenga en cuenta:

Acuda a un centro de conciliación autorizado para lograr la restitución del inmueble.

Ambas partes pueden asesorarse de abogados y profesionales expertos para que se logre un acuerdo.

En caso extremo, después de gastos y largo tiempo, un juez dará una orden de lanzamiento para una expresa devolución de la propiedad.

Fuente: www.propiedadesyremodelacion.com

Conozca porqué invertir en Barranquilla

¿Porque invertir en Barranquilla?

La Capital del Atlántico repunta su participación en el sector de la construcción con proyectos de vivienda y hoteles que se ven fortalecidos por la plataforma comercial que ofrece.

Barranquilla cuenta con una infraestructura portuaria de más de 25 puertos marítimos y fluviales, que permite el transporte de todo tipo de carga hacia el resto del país y a 286 puertos del mundo en 86 países, a través de diferentes rutas, entre ellas Estados Unidos, España y Reino Unido, etc.

En lo que respecta a la comunicación terrestre, tiene una infraestructura vial que la conecta con el centro de Colombia, con sus vecinos de la costa Caribe y con países como Venezuela. Esta plataforma vial viene acompañada de una serie de exenciones tributarias que, según los expertos, es uno de los principales atractivos que enganchan a los inversionistas en Barranquilla y la razón por la cual se han venido fortaleciendo las condiciones de los puertos.

Pues con la suma de 16,5 millones de dólares el Puerto de Barranquilla emprendió un proceso de relimpie de los muelles, iniciativa con la cual se busca lograr profundidades históricas que puedan llegar entre los 11 metros y 11,5, según informó el presidente de la entidad, René Puche, quien dio a conocer que el dinero también será invertido, entre otras cosas, en adecuación de patios y de bodegas.

“Barranquilla cuenta con varias navieras que ofrecen el transporte de mercancía a bajos costos, dependiendo del destino y el peso de la mercancía y con itinerarios frecuentes, lo cual facilita que los productos procesados en la Zona Franca salgan en forma inmediata a los mercados de la Costa Este de Estados Unidos, Europa, Centroamérica y el Lejano Oriente”, sostiene Probarranquilla.

Es así como en el departamento del Atlántico hay exenciones de hasta 10 años al impuesto de industria y comercio, e impuesto predial para la instalación de nuevas empresas, mientras que para las establecidas en zonas francas el impuesto a la renta es del 15%.

Otro de los incentivos que tiene es no aplicar el IVA para los usuarios altamente exportadores que importen maquinaria industrial que no se produzca en el país, destinada a la transformación de materias primas.

No obstante, uno de los factores que ha dinamizado el sector de la construcción en la Capital del Atlántico ha sido el fortalecimiento del turismo con la exención de renta por 30 años para los hoteles construidos entre el 2003 y el 2018; iniciativa que ha conseguido posicionar en la región importantes cadenas hoteleras del mundo.

Es  bajo esta industria que la zona norte de la ciudad se ha consolidado paulatinamente como el escenario de proyectos habitacionales y el futuro corredor hotelero donde se albergarán ocho nuevos hoteles como Holiday Inn y Sheraton, mercado que se está fortaleciendo para que con la construcción del centro de convenciones sea posible organizar más eventos, explica María Elia Abuchaibe, gerente de Camacol Caribe.

Fortalezas comerciales

El desarrollo de Barranquilla es impulsado por el programa de Política Nacional Logística, en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, el cual presupuestó una inversión de US$300 millones en infraestructura vial, aérea, portuaria, férrea y fluvial.

Dentro de los proyectos que se están impulsando fuertemente en la ciudad,  en primer lugar se encuentra el Puerto de Aguas Profundas, que estará localizado en 815 hectáreas en el tajamar occidental, sobre la parte del Mar Caribe.

Con esta obra, que tendría un costo de USD$ 220 millones, Barranquilla ofrecería un calado permanente de 65 pies de profundidad, donde entrarían gigantescas embarcaciones de 160 mil toneladas.

En segundo lugar, está el proyecto del nuevo Puente Pumarejo para el cual se contemplan dos calzadas de tres carriles cada una, un gálibo de 45 metros para permitir la circulación de embarcaciones tipo Handysize.

Finalmente, la región le apuesta a la construcción del aeropuerto Ernesto Cortissoz, el cual le apunta al desarrollo de una aerópolis que tenga como eje el terminal aéreo, pero en la que converjan centros logísticos de carga, zonas francas para mantenimiento y reparación de aeronaves, parqueaderos para aviones ejecutivos y hoteles de cuatro y cinco estrellas, según reportó la agencia de inversión del Atlántico.

Fuente: www.propiedadesyremodelacion.com

¿Sabe usted quien paga las reparaciones cuando el inmueble está arrendado?

¿QUIÉN PAGA LAS REPARACIONES CUANDO EL BIEN ES ARRENDADO?

De hecho, muchas veces, una buena relación comercial se rompe debido a que cada parte considera que es la otra la que debe arreglar detalles como una gotera o una humedad que aunque son sencillos y económicos de reparar sí le generan muchas molestias a quien ocupa el bien. Andrés Martínez, abogado experto en conciliación y propiedad horizontal, aclara varios conceptos jurídicos.

La ley dice que el propietario debe pagar los daños producidos por el desgaste natural pero ¿hasta dónde se considera desgaste natural?

Es obligación legal  del arrendador mantener el inmueble en estado normal para que el arrendatario lo pueda usar.

Es clave recibir  el inmueble por parte del arrendatario  con un inventario detallado, confirmando el funcionamiento de cada servicio y elemento que integra el bien dado en arrendamiento (e incluso los muebles, si este se arrienda amoblado) y dejando las observaciones del caso y en lo posible fotografías.

La razón estriba en que el arrendatario al restituirlo debe hacerlo en igual forma, salvo aquel deterioro normal de uso.

Existen daños que se producen por el desgaste de los materiales por el simple pasar del tiempo, como en casas  o edificios que aún tienen cañerías con tubería de gres o tubos de agua galvanizados, vidrios de las marquesinas son antiquísimos junto con los marcos en hierro que se deterioraran por estar a la intemperie y las tejas que se erosionan por el calor, la lluvia, los contaminantes o, incluso, por el estiércol de palomas y gatos.

En estos casos corresponde al arrendador del inmueble (en el fondo, al propietario) efectuar el mantenimiento. Esto es importante pues en las conciliaciones la queja principal del inquilino es que el arrendador “sólo tiene el inmueble para obtener renta sin invertirle un centavo”.

Es frecuente que el arrendador sea una persona de tercera edad con problemas de salud o que no dispone de  tiempo para asumir, contratar, adquirir materiales y direccionar las reparaciones necesarias a su cargo.

En este evento, la ley faculta al inquilino para efectuar directamente aquellas reparaciones urgentes y necesarias a los daños que no hayan sido provocados por su culpa y el costo de los arreglos del canon de arrendamiento. Claro estos cobros sólo pueden hacerse en cuotas mensuales sin que cada uno de ellos llegue a superar el 30 por ciento del valor del canon de arrendamiento y hasta cubrir el valor total y siempre que estén dentro de una cotización razonable, probable y justa.

Es un hecho notorio que las condiciones climáticas del planeta han cambiado, las aves han variado sus épocas de inmigraciones, las temperaturas han aumentado, las temporadas  invernales se han acentuado; así, se forman humedades, filtraciones de agua por las uniones de carpintería metálica y muros, goteras e inundaciones que son los factores que más agobian a los inquilinos.

Es importante que los arrendadores sean conscientes del cambio climático y efectúen obras civiles y de mantenimiento preventivo y correctivo de buena calidad para evitar que los problemas se repitan.

¿Qué deben pagar los inquilinos o arrendatarios?

A los arrendatarios les corresponde otra porción de la ‘torta’ de las obligaciones y asumir el pago de algunas reparaciones como las locativas y los daños que hayan sido ocasionado por su culpa. Por ejemplo, la perforación del manto asfáltico impermeabilizante de una terraza por acción de los tacones de las damas al bailar en un asado o  las colillas de cigarrillo arrojadas  en la superficie, también cuando un acuario ornamental estalla ocasionándose deformación en pisos de madera laminados por la filtración del agua a pisos inferiores.

También deben pagar el mantenimiento preventivo de rejillas en patios y terrazas (en especial aquellas que susceptibles a taparse por hojas, mascotas o tierra de materas) y están obligados a asumir el cuidado preventivo para evitar taponamientos de sifones y obstrucciones de  cañerías  por desechos inadecuados (pañales, curaciones…) o sobras  alimenticias (como residuos del café).

Así mismo, los daños provocados  por  niños traviesos  incontrolados, riñas imprevistas al interior o exterior del inmueble, por violencia intrafamiliar, el subarriendo y las consecuencias de las mejoras hechas al inmueble sin consultar previamente.

¿Y si el inquilino no los paga?

Al entregar el inmueble, compete a coarrendatarios, fiadores o codeudores solidarios el pago de los daños que rehúse pagar el arrendador que habitó el inmueble.

Es importante tener en cuenta que las pólizas de compañías de seguros tienen cobertura por daños (ya sean por la naturaleza o por culpa del arrendatario) y que estas proceden a cubrir el valor de las reparaciones, después repiten la acción de cobro contra los coarrendatarios, fiadores, o codeudores solidarios, según sea el caso. Si no hay póliza, el dueño debe asumir los costos de las reparaciones.

Cuando la inmobiliaria obliga a pagar un daño injusto so pena de correr la póliza ¿ante quién se puede quejar?

En el caso de Bogotá, ante los atropellos del arrendador, las quejas las recibe la subsecretaria de Control y Vivienda. En los  demás municipios corresponde a la alcaldía municipal.

Igualmente la Superintendencia Financiera puede avocar el conocimiento por los excesos de las aseguradoras.

Si el objeto dañado es antiguo ¿quién paga la reparación?

En principio corresponde al arrendador pero se es dañado por falta de cuidado corresponde al inquilino. De ahí la importancia de verificar el estado en que se recibe el inmueble.

¿En cuánto tiempo deben arreglarse goteras y humedades? ¿quién las debe pagar?

Por ley, el arrendador debe mantener el inmueble en condiciones normales para que el arrendatario pueda gozar de él. El obligado natural es el propietario y más  cuando este es arrendador.

Cuando hay agencia inmobiliaria que actúa como arrendador, está obligada a reparar los daños que perturban la tenencia normal y el disfrute. Cuando sólo es intermediaria, puede hacerlo por autorización del propietario.

Es de suponer que se debe reparar en el menor tiempo posible, so pena de causarse daños y perjuicios morales y materiales. En Propiedad Horizontal, lo de fondo es que las cubiertas y muros son bienes comunes esenciales y su mantenimiento corresponde a la copropiedad.

La negligencia hace que los administradores respondan hasta por la culpa leve. Suele suceder que en un edificio una gotera o filtración afecte a otra unidad privada contigua o ubicada debajo.

Como quiera que afecta bienes comunes, el administrador no es ajeno a estar atento a la solución inmediata si la causa proviene de un ducto o daño  localizado ubicado en bienes comunes. Pero cuando proviene del interior de una unidad privada, quien es llamado a solucionar el problema es el propietario o poseedor, sin que el administrador del edificio o conjunto  deje de estar atento y pendiente ya que afecta bienes comunes.

Pero el afectado es quien puede instaurar las demandas del caso. La administración de los edificios puede en determinado momento asumir los gastos de una reparación que afecte bienes comunes y repetir ante el propietario.

Si un bien arrendado tiene goteras o humedades que afectan a otro ¿quién debe pagar?

Por regla general el llamado es el propietario del inmueble o poseedor pues es el que tiene la vocación de arreglo del inmueble. Esto no solo para que el inquilino lo pueda disfrutar sino para que cese la incomodidad que causa a otro predio o persona vecina.

Ahora como se anotó, si la causa que ocasionó el daño fue por culpa del arrendatario o las personas que tiene a su cargo, le compete a este.

Si el propietario se niega a pagar o efectuar las reparaciones ¿la inmobiliaria puede actuar por cuenta propia?

Sí claro, más aún cuando esta arrienda directamente. Ahora, la inmobiliaria debe cumplir lo pactado en el contrato de consignación y su modalidad.

Si la inmobiliaria no se comunica o presiona al propietario para reparar, ¿qué puede hacer el afectado?

Depende de lo acordado en el contrato de consignación del inmueble a la inmobiliaria, esta puede realizar las reparaciones directamente.

Ante la desidia de las inmobiliarias, el arrendatario puede instalar una querella por perturbación en la tenencia, acudir a la figura de la conciliación ante centro de conciliación a fin de tratar de llegar a un acuerdo o proceder ante la justicia ordinaria para dar por terminado el contrato de arrendamiento.

Finalmente, el arrendatario puede efectuar la reparación directamente y realizar  los descuentos graduales del  canon de arrendamiento.

Si hay mejoras ¿se le pueden cobrar al propietario al desocuparse el bien?

Las mejoras deben tener autorización expresa del arrendador. Cuando se hacen sin consultar, dicen los contratos que se entienden abonadas al inmueble. Hay distintas clases de mejoras según los gustos y criterios de cada arrendador y arrendatario… lo que para un arrendatario es una mejora, para un arrendador puede ser una desmejora…

Por ejemplo, el arrendatario que adhiere películas adhesivas  protectoras de  rayos UV en los vidrios de las ventanas exteriores del inmueble y piensa que con ello al igual se está protegiendo la madera de los pisos. Pero con ello cambia la uniformidad de la fachada del edificio incomodando a la administración y oscureciendo el apartamento, lo que para el arrendador es una desmejora.

¿Qué es reparación locativa?

Son aquellas que debe realizar el arrendatario para el aprovechamiento del inmueble de acuerdo a sus necesidades específicas.

Tiene su mayor aplicación en los locales o inmuebles destinados a comercio u oficinas, donde quien arrienda un inmueble lo ofrece en el estado normal y el arrendatario necesita hacer adecuaciones. Por ejemplo, el enchape en porcelana para vender carnes o lácteos; instalar un extractor de olores en restaurantes, el pintar todo de blanco con pintura especial para un establecimiento de salud, las redes de computadores para oficinas o antenas receptoras y transmisoras de comunicaciones, etc. Las reparaciones locativas también aplican a vivienda.

¿Hasta dónde llega el desgaste natural?

Los elementos constructivos y la de los  accesorios de los inmuebles tienen una vida útil.

 Es importante conocer las especificaciones técnicas tanto constructivas como de los implementos, accesorios y muebles que se dan en arrendamiento para realizar el mantenimiento preventivo y correctivo  así como su periodicidad.

 La pintura de puertas y ventanas en La Costa, donde la salinidad del mar corroe el metal. Por ello debe estar periódicamente pintándose estos elementos con anticorrosivo y pintura apropiada.

 Las fachadas y las cubiertas deben impermeabilizarse periódicamente (entre 5 y 10 años), al igual que las canales metálicas. Las cerraduras se traban y desgastan con el uso constante y la exposición a la intemperie. El citófono y los timbres que tienen alto uso, deben tener mantenimiento periódico y reposición constante porque se queman y ocurren daños eléctricos.

Araujo y Segovia ofrece el servicio de #asesoriaintegral que ayuda a ambas partes a resolver estos tipos de problemas.

Fuente: http://propiedadesyremodelacion.com/

Agua potable, el próximo reto de minvivienda

AGUA POTABLE, EL PRÓXIMO RETO DEL MINVIVIENDA

Luego de 14 meses al frente del Ministerio de Vivienda, Luis Felipe Henao Cardona fue ratificado como jefe de la cartera por los logros obtenidos con el programa de las 100.000 viviendas gratis de las cuales se han finalizado cerca de 65.000.

“Agradezco al Presidente de la República la oportunidad de seguir al frente del Ministerio de Vivienda. Sí se puede construir vivienda en poco tiempo, sí se puede construir vivienda de calidad, sí se puede construir vivienda para los más vulnerables y la vivienda seguirá siendo uno de los factores más importantes para jalonar la economía”, dijo el Ministro Henao luego de conocer la decisión del Presidente Juan Manuel Santos.

“Nos vamos a focalizar en los problemas de agua que tenemos con una política integral, una política que inicie desde el cuidado de las fuentes hídricas y la sostenibilidad de los acueductos. Por eso nos vamos a dirigir a La Guajira y allá vamos hacerle seguimiento a cada una de las obras que estamos desarrollando por más de $140.000 millones para que rápidamente se conviertan en una realidad”, explicó.

El Ministro destacó que las metas alcanzadas no sólo han sido en materia habitacional ya que, durante el Gobierno Santos, 3,5 millones de personas cuentan por primera vez con servicio de acueducto. “Superamos la meta programada de 2,8 millones de personas y 3,8 millones de personas empezaron a tener alcantarillado”, expresó el Ministro.

En este sector se atiende también por primera vez a 142.000 colombianos del sector rural con un programa específico de acceso a agua y saneamiento básico para zonas veredales. “Eso sin mencionar 28.679 conexiones intradomiciliarias que se han instalado en las viviendas de familias humildes, quienes ahora tienen un acceso real a estos servicios con inodoros, duchas, lavamanos, lavaderos y lavaplatos, generándoles una mejor calidad de vida”, indicó Henao Cardona.

El Ministro también explicó que, con el Vicepresidente Germán Vargas Lleras, recibió  hace unos años el reto de reenfocar toda la política pública en materia de vivienda de interés social para llegarle a los sectores a los que nunca el Gobierno había logrado favorecer. Por eso no solo se puso en marcha esta iniciativa de gratuidad en las viviendas sino que se sacó adelante el programa de las 86 mil viviendas para familias que ganan entre 1 y 2 salarios mínimos.

Fuente: www.propiedadesyremodelacion.com

TRUCOS PARA REMODELAR SIN MORIR EN EL INTENTO

TRUCOS PARA REMODELAR SIN MORIR EN EL INTENTO

“No hay sensación comparable con la satisfacción de estrenar casa varias veces en la vida.

“Así como cambiamos de carro o de ropa porque nos ‘cansamos’, también está la necesidad de reestrenar casa pues es importante que quien habite los ambientes también los disfrute, remodelar también es un tema de confort. Además, los espacios que no se remodelan se atrasan y empiezan a perder competitividad en el mercado de los bienes raíces.

“Pero hay que saber hacerlo bien para no tener accidentes ni molestias y, así, lograr que la obra no sea una experiencia traumática”, dice Agustín Aylagas, presidente del Grupo Attmosferas.

Por eso, este experto en remodelación habla de los puntos básicos que se deben tener en cuenta antes de lanzarse a la aventura de estrenar:

1. Elija al proveedor correcto.

En el mercado hay cientos y cientos de opciones para elegir. Para no caer en la confusión de ese ‘mar de proveedores’, lo que se debe tener claro es que el elegido debe estar en capacidad de responder por cualquier imprevisto (que en remodelación suceden mucho) y en el tiempo acordado.

Uno de los grandes frenos de las familias a la hora de remodelar es, no sólo el caos y el desorden, sino que los ‘maestros’ terminan demorándose el triple de lo que prometieron y los materiales acaban costando el doble por fallas en el cálculo.

2. No tema contratar a un arquitecto. El secreto de una buena remodelación está en organizar a los técnicos y conseguir la mano de obra apropiada, unido a un buen diseño arquitectónico.

Un arquitecto, además de aportar un diseño moderno y recomendar los materiales indicados para las necesidades de la familia, sabe cómo manejar y exigirle al personal. Por esto se puede comprometer con plazos y presupuestos específicos, lo que le da enorme tranquilidad a quien lo contrata.

Además, los costos de los honorarios no son tan altos como se cree. Por ley, corresponden al 10 por ciento del costo total de la obra.

3. Consulte con alguien que haya remodelado con éxito. El voz a voz es la herramienta más efectiva que tienen quienes terminan a cabalidad sus trabajos.

4. Pídales a sus amigos o conocidos que le referencien a un buen técnico y consúltele sobre su experiencia y sobre la calidad y funcionalidad de los materiales y sobre cómo mejorar los resultados finales.

5. Mídase los ambientes. Una de las grandes preocupaciones de quien quiere remodelar es el temor a que los espacios no queden como se pensaba.

Muchas salas de ventas tienen show room donde se puede ver el ambiente completo, busque el más parecido al tamaño del espacio que desea remodelar y ‘pruébeselo’.

6. La otra opción de los grandes remodeladores es usar simuladores computarizados que usan las medidas reales y los muebles y acabados seleccionados para crear el ambiente de forma virtual. Así, la familia puede tener una idea bastante aproximada de cómo quedará y sabrá si llena las expectativas.

7. Pídale los planos al constructor o al administrador del conjunto.

La ruptura de tubos es uno de los accidentes más frecuentes en las obras debido a que no se consultan los planos; muchas veces, ni siquiera se sabe si éstos existen.

Al finalizar la obra, el constructor debe entregarles todos los juegos de planos a los administradores provisionales y estos, a su vez, a los definitivos.

Por esto, incluso antes de hacer un hueco para fijar un mueble, es importante pedirlos prestados y consultarlos.

Fuente: http://propiedadesyremodelacion.com/

CASAS CAMPESTRES, TODO UN ESTILO DE VIDA

CASAS CAMPESTRES, TODO UN ESTILO DE VIDA

Se acerca el preámbulo de unas merecidas vacaciones. Cuando se tiene una casa de campo, esos descansos pueden extenderse del fin de año a los ‘puentes’ y a cualquier fin de semana.

La buena noticia: en Cundinamarca hay casas de campo para todos los presupuestos y todas las necesidades por lo que cada vez toman más fuerza entre los compradores de finca raíz que quieren ‘huir’ de la contaminación y la congestión de las capitales.

“Las familias buscan un refugio para alejarse del estrés citadino pero, claro está, sin perder las comodidades de la ciudad de la que quieren escapar”, explica Claudia Jaramillo, gerente de Avalon Hills.

Este concepto lo comparte Johana Muñoz, de la constructora La Mansión. Ella agrega que “la belleza del entorno natural y la pureza del medioambiente es el valor agregado que buscan quienes deciden invertir en una casa fuera o en los alrededores de Bogotá”.

Esto, justamente, es lo que hace que este tipo de propiedades tengan una amplía gama de inversionistas, que van desde los amantes de las haciendas hasta quienes deciden vivir en las afueras de la ciudad.

Así, cada vez es más fácil y cómodo tener una propiedad campestre con otros beneficios más allá de la vista y la naturaleza. En este tipo de bienes, ya es habitual que los constructores ofrezcan todo el concepto del club house, es decir salón social con piscina, sauna, turco, gimnasio con tecnología de punta, además de canchas de squash y tenis, juegos infantiles, senderos peatonales, zona de BBQ o jaula de golf.

Haciendas en propiedad horizontal

Para aquellos que prefieren el concepto de la finca, también hay opciones con caballerizas, lago para pesca deportiva, bosques tropicales, quebradas, orquídeas y frutales en zonas que, además, ofrece deportes extremos como rapel, rafting, ciclomontañismo y expediciones 4×4.

En cualquier caso, lo importante es que allí se diseña con una arquitectura campestre pero también contemporánea que se integra con el paisaje para tener el mayor respeto por el entorno.

No obstante, todos estos ‘gusticos’ tienen unos costos de mantenimiento que la figura de la propiedad horizontal está ayudando a solventar.

De hecho, el costo permanente de sostener tanto al administrador como la seguridad, los servicios públicos y las reparaciones locativas es una de las razones que frenan la decisión de compra de los interesados.

Al tener tanto la piscina como las demás zonas y equipos en propiedad común se comparten los gastos, lo que hace que resulte mucho más económico el sostenimiento, sin mencionar que no es lo mismo quedar en manos del ‘cuidandero’ que tener el respaldo que ofrecen las compañías expertas en manejar bienes en propiedad horizontal.

De hecho, esa figura ha evolucionado al punto que los desarrolladores de unidades de alto costo han decidido vender la propiedad de manera compartida entre varias familias. Las haciendas se entregan totalmente amobladas y los compradores se distribuyen las diferentes semanas del año.

Así, el menaje privado de cada familia se queda en un depósito para que no sea necesario transportar nada.

Cada vez más tiempo en las casas campestres

Prolongar el tiempo de descanso y el uso y goce de las propiedades campestres es una tendencia cada vez más marcada gracias a los adelantos tecnológicos.

“Los pensionados son los primeros privilegiados que disfrutan verdaderamente al invertir en inmuebles en climas cálidos pues, los de hoy, pertenecen a la generación más educada y con mayor poder adquisitivo del país”, dice Andrés Correa, gerente del proyecto Palmas de Iraka.

“Los pensionados de hoy dejan de ser empleados pero continúan como consultores y asesores porque su conocimiento es altamente valorado y esas son labores que se pueden hacer desde cualquier lugar del país, gracias al avance de las comunicaciones y el internet”, agrega este arquitecto quien considera que la nueva generación de jubilados disfruta esta nueva etapa de la vida de una forma completamente diferente a la de las décadas anteriores.

De hecho, son ellos quienes recomiendan a sus hijos y a sus nietos sobre dónde adquirir sus viviendas y, muchas veces, les aportan la cuota inicial para que puedan comprar. Precisamente por ello, agrega Correa, los diseños arquitectónicos deben obedecer a las nuevas necesidades de esos pensionados que continúan totalmente activos física y económicamente.

Entonces, además de las zonas de recreación, deportivas y comunales, se diseñan casas con terrazas cubiertas en generosas áreas, alcobas con balcones y zonas disponibles para otro tipo de actividades complementarias como el jacuzzi o el BBQ. Todo con diseños clásicos pero contemporáneos y con las instalaciones y conexiones de voz y datos para adecuar cualquier aparato tecnológico.

“El mercado se mueve a cubrir la demanda de todo tipo de pensionado, con diferentes rangos de ingresos, que buscan una segunda vivienda que les ofrezca alternativas de entretenimiento acordes con la vida activa y moderna”, explica el arquitecto.

Este tipo de segunda vivienda especializada se desarrolla en municipios con climas cálidos y todas las garantías de seguridad e infraestructura física y médica y a máximo dos horas de Bogotá, como Villeta y La Mesa.

Estilo de vida campestre

El fenómeno de trabajar desde la distancia está generando un fenómeno en los alrededores de Bogotá. Diseñadores, fotógrafos, artistas, cirujanos, consultores, asesores y trabajadores independientes, así como altos gerentes de multinacionales que no deben cumplir horario ni estar todo el tiempo dentro de una oficina, le están apostando al estilo de vida campestre.

“Las familias jóvenes con hijos pequeños quieren que ellos crezcan respirando aire puro y puedan, como lo hicimos en la generación anterior, jugar con sus amigos o montar en bicicleta en frente de la casa sin que corran peligro”, explica Claudia Jaramillo, gerente de la firma desarrolladora de proyectos campestres.

Ellos quieren que los pequeños tengan la posibilidad de alejarse voluntariamente del mundo virtual del computador para tener aventuras reales, por ello buscan una vivienda con la mayor cantidad de zonas verdes y bosque nativo con sus quebradas, que son bastante generosas en los proyectos de municipios como Chía, Cajicá, Cota, Sopó y La Calera.

De hecho, también se están trasladando porque los colegios bilingües se están instalando en las afueras de La Capital y no quieren que sus hijos deban salir a las 5:00 a.m. para estar dos horas dentro del bus escolar.

“Un grupo importante de familias busca huir del bullicio de Bogotá pero también quiere disfrutar de las comodidades urbanas por eso los proyectos se complementan con canchas de tenis, squash, piscina y otras zonas húmedas, zonas de BBQ y juegos infantiles”, agrega la gerente de Avalon Hills, que cuenta con 17.000 metros de zonas verdes y bosque nativo.

El otro factor benéfico es que el costo por metro cuadrado es menor frente al de Bogotá y los servicios públicos son mucho más económicos, lo que también incide de forma benéfica sobre el precio de las cuotas mensuales de administración. Esto permite adquirir bienes de áreas mayores, con parcela y con menores costos de sostenimiento.

De hecho, se espera que con la ampliación de la Autopista Norte mejore sustancialmente la velocidad del flujo vehicular. No obstante, quienes le apostaron a este estilo de vida, han aprendido a sobrellevar los trancones y se movilizan en horas diferentes a las ‘pico’.

0
0
1
1175
6468
Araujo y Segovia
53
15
7628
14.0

Normal
0

21

false
false
false

ES-TRAD
JA
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:12.0pt;
font-family:Cambria;
mso-ascii-font-family:Cambria;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Cambria;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

Fuente: http://propiedadesyremodelacion.com/

SOPLAN BUENOS VIENTOS PARA LA CONSTRUCCIÓN

SOPLAN BUENOS VIENTOS PARA LA CONSTRUCCIÓN

Si los riesgos siguen a la baja, mejorarían los índices de economías como la europea. Esto facilitaría procesos de mercadeo internacional y la estabilidad económica colombiana generaría flujos de capital de inversión que beneficiarán, entre otros sectores, al de la construcción.

Según el BBVA Research, se verá este año un consumo acelerado hasta de un 4,5% anual resultado de las mejoras en el mercado laboral, mientras que -según Fedelonjas- las perspectivas de crecimiento sustentadas en las proyecciones que realiza el Fondo Monetario Internacional auguran que Colombia tendrá un crecimiento del 4,16% y que los sectores claves de la economía nacional serán el inmobiliario y el de construcción.

“El sector inmobiliario ha tenido un crecimiento estable con una tendencia creciente que oscila entre 1% y el 1,5% trimestral, lo que refleja la confianza en este mercado con grandes perspectivas de desarrollo. Mientras tanto, el sector de la construcción de edificaciones presenta un comportamiento cíclico en función del producto interno bruto con crecimientos entre el 5% y el 20% trimestral, lo que refleja el alto dinamismo del sector al tener fuertes niveles de apalancamiento que van de la mano el comportamiento de la producción nacional”, asegura  César Llano, presidente de Fedelonjas.

Además, en el escenario aparecen los incentivos gubernamentales que son vitales para el desarrollo del sector como las 100.000 viviendas, el subsidio a la tasa y la Vivienda Salario Mínimo que, según Luis Felipe Henao, Ministro de Vivienda, mantiene el impulso de la locomotora de la vivienda sobre la creación de nuevos puestos de trabajo, la disminución del déficit habitacional y la reducción de la pobreza en todo el país.

El efecto del PIPE en 2014, según el BBVA Research, se limitará a la iniciación de 100.000 viviendas nuevas de bajo costo, con copago de las familias beneficiadas, y la reducción de los inventarios en el mercado inmobiliario de clase media por la cobertura en tasa ofrecida en el plan fiscal.

Estiman así los expertos del BBVA Research que el impacto del PIPE será de 0.2% del PIB para 2013 y de 0.1% para  2014, contribuyendo a su vez a la generación de 100 mil empleos principalmente en el sector de la construcción y aporte al crecimiento del PIB del sector de la construcción (basados en la estimación del plan contracíclico de 2009, que resultó ser exitoso en dinamizar la actividad ante la desaceleración de la situación externa).

Más perspectivas alentadoras

Colombia, según cifras de Hofinet y CIA World Fact, posee hoy una escala de producción de vivienda por debajo de países con estructuras demográficas similares. Son evidentes las tasas de crecimiento poblacional urbano de entre 1,7 y 1,8 por ciento y la participación de la población urbana del 75% y un PIB per cápita de 10,792 dólares.

Así se puede prever que esa masa de entre 15 y 64 años -que representa el 65,6% de la población- será la demandante futura y a gran escala de vivienda, oficinas, bodegas, equipamientos e infraestructura, lo que significa oportunidades permanentes para el sector.

Para los analistas internacionales, las ciudades con mayor potencial son Medellín, Cali y Cartagena pues con la incertidumbre generada por la reglamentación en Bogotá, las ciudades intermedias empiezan a tener un gran desarrollo. Por eso urge el fortalecimiento de la oferta, las reglas claras de juego para los constructores y el apoyo constante del Gobierno Nacional.

Según Fedelonjas, la normatividad urbana y fortalecimiento de la demanda son los factores que pueden estar jugando un rol importante en el 2014 en temas de construcción e inmobiliarios.

De acuerdo a Serfinco, para el 2014 la perspectiva de inversión en obras civiles es positiva. Se espera un incremento anual de 111,8% en la inversión privada en infraestructura a través de la construcción de proyectos de construcción de vías y carreteras (desarrolladas a través de la concesiones de cuarta generación).

Fuente: http://propiedadesyremodelacion.com

COMPRAR POR CONVICCIÓN Y NO POR EMOCIÓN

Definitivamente, uno de los grandes anhelos de los colombianos sigue siendo el tener una vivienda propia y, en ese propósito, ponen aún todo su empeño y dedicación, y mucho más cuando se trata de la compra de vivienda por primera vez. 

Y el movimiento del mercado así lo señala. Para los expertos en el tema, aunque en los últimos tres o cuatro años la compra de vivienda usada ha ido decreciendo, los indicadores generan un balance entre la compra de vivienda nueva y vivienda usada, un 50/50 pero con una oferta muy creciente de la primera.

“Aunque se ha presentado una reducción del 10 por ciento, en vivienda nueva hemos comenzado a ver una oferta muy interesante en los últimos tres años. Es muchísima la oferta, sobre todo en Bogotá. La oferta de VIS entre los 41 y los 76 millones de pesos es increíble pero la falta de tierras ha disminuido esa oferta, por eso se ha trasladado a sectores aledaños a Bogotá como Soacha, Tocancipá, Chía y, en general, los municipios de la Sabana a donde se está trasladando la gente que necesita vivienda”, sostiene Daniel Matiz Dávila, Gerente de Vivienda de Colsubsidio.

image

En su opinión, es la dinámica natural del mercado la que hace que algunos compradores se vayan por vivienda nueva y otros por usada, dependiendo de sus requerimientos. Pero también incide el hecho de que la gente se va educando y va ganando cada vez más conocimiento en el tema inmobiliario. “A un cliente usted le podía vender hace 10 años cualquier tipo de vivienda, hoy es mucho más avezado, sabe comparar, sabe si una ventana es buena o no o si los acabados son de calidad. Es un comprador totalmente diferente, gracias a que la oferta es mucho más interesante y variada”, anota.

Cuando se genera esa educación en cuanto al tipo de vivienda, el tipo de proyecto que se quiere, de servicios que se ofrecen, la compra de vivienda nueva comienza a ser una experiencia muy diferente, mucho más orientada a las necesidades específicas del cliente.

La vivienda, un proyecto de vida

A la hora de comprar vivienda por primera vez, nada mejor que escuchar la voz de los expertos para que esa experiencia ‘primípara’ tenga los mejores resultados en cuanto a la satisfacción y que, además, no ponga en riesgo el patrimonio de la familia.

Para Manuel José Quijano, Gerente de Proyectos de Century 21 Metroin, la primera recomendación sería contar con la asesoría de una empresa inmobiliaria que tenga suficiente credibilidad para ‘acortar el camino’.

“Después me aseguraría de contar con un crédito que no exceda mis ingresos para no quedar ‘ahogado’ y luego buscaría una vivienda de acuerdo con mis expectativas y mi presupuesto y no pretendería algo más allá de eso. En el mercado colombiano estamos en una bonanza de proyectos y el comprador tiene la facilidad de contar con un abanico de ofertas para escoger tranquilamente”, asegura.

Por su parte, Daniel Matiz, de Colsubsidio, piensa que lo primero que debe hacer una persona cuando entra a trabajar es pensar en su proyecto de vida y ese proyecto de vida tiene que ver con una vivienda.

“Por eso lo primero es ahorrar sus cesantías y hacer un ahorro programado para que en unos años pueda meterse en un crédito y comprar vivienda. Es programarse desde el primer día de trabajo, es la primera cosa que usted tiene que pensar”, anota.

Y agrega: “Si es vivienda nueva, yo le aconsejo a la gente que busque su vivienda en un lugar cercano a su trabajo. Es complicado, pero se puede”. Desde su perspectiva, hoy en día varias compañías se están volcando a las afueras de la ciudad y para allá también se están yendo los proyectos de vivienda nueva. “Es construir pequeñas ciudades cerca a los sitios de trabajo y eso es calidad de vida”, dice.

Existe una cantidad de proyecciones importantes, como los ahorros en transporte o la comodidad en el desplazamiento, que la gente debería pensar con más calma en el proceso de compra de vivienda y en la ubicación de esa vivienda. Otro aspecto que debe tener en cuenta es cuál es su necesidad personal o familiar, si vive con su mamá o su hermano o su suegra, para en esa misma medida buscar una vivienda de determinadas características.

Un dato interesante es que la decisión de compra está dada en un 80 por ciento por la mujer.

“Normalmente una persona visita la sala de ventas tres veces antes de tomar la decisión de compra y en ese proceso se demora de 4 a 5 semanas, y quien toma la decisión es la mujer, porque es su proyecto de vida. Por eso hay que organizarse desde el principio y tener disciplina de ahorro”.

En este sentido es bien importante que la decisión de compra por primera vez sea más racional que emocional, porque no se puede comprar una vivienda que no se puede pagar. Aunque es algo de sentido común, irónicamente es lo que pasa en más casos de los que uno cree.

Esto tiene que ver también con que muchos de los vendedores de las constructoras manejan la parte emocional y todo lo que tiene relación con los sueños de las personas. “Por eso la gente se va por ese lado emocional y cuando llega la primera cuota se retracta del negocio. La decisión de compra de una vivienda debería ser totalmente racional”, afirma Matiz.

Una recomendación que comparte el experto Manuel José Quijano de Metroin. “Yo le diría a ese comprador ´primíparo’ que no se confunda con los avisos de publicidad que encuentra por todas partes y que no son creíbles, que recurra a expertos con conocimiento en el tema, que sea prudente y compre por convicción y no por emoción”.

Si es vivienda usada…

Tanto en el caso de vivienda nueva como en el de vivienda usada hay que estar atentos a ciertas señales de alarma que pueden presentarse en el proceso de compra. Eso sí, antes que nada hay que tener cuidado con el respaldo. Cuando se trata de su primera vivienda usted no puede arriesgar, debe comprarle a alguien que sea reconocido.

En el caso de vivienda usada es conveniente tener un abogado asesor para que estudie los títulos del predio, la autenticidad del certificado de tradición y libertad y la propiedad del bien, comprobar que el bien que le están vendiendo sea un inmueble sano y que el que se lo venda sea el dueño. Un dato que hay que tener en cuenta cuando las estadísticas reflejan que, por ejemplo en La Capital, el mismo predio se vende hasta 4 y 5 veces.

“El no conocer la tradición del inmueble puede ser fatal. Hay que cerciorarse de la tradición del constructor y hacer un estudio de títulos. Y no compre embargos o viviendas con problemas si no están debidamente solucionados o encausados a una solución”, sostiene Manuel José Quijano.

Lo interesante de la vivienda de segunda es que se pueden conseguir más metros cuadrados por menos precio, aunque se sacrifiquen otros aspectos como la seguridad que ofrece un conjunto cerrado. Otra recomendación válida es saber muy bien en dónde comprar y tratar de buscar sitios donde no haya peligros potenciales como derrumbes o inundaciones.

Si va a comprar por primera vez…

  • Si no tiene vivienda, compre una. Ese es el primer consejo.
  • Compre en los sitios que están menos desarrollados para que su vivienda se valorice más hacia el futuro, en zonas como la Sabana de Bogotá. “Yo me iría a esos sectores solamente por la valorización que van a tener hacia el futuro”, anota Daniel Matiz.
  • Realice un estudio comparativo ‘bien jalado’ de quién le presta más barato, quién le da la mejor tasa… y lo puede hacer mediante los simuladores de crédito por Internet.
  • Estudie muy bien cuáles son los beneficios que le brinda la Ley para poder aplicar a ellos. Léase la Ley y sáquele el mejor provecho posible.
  • Cuando hay beneficios como el subsidio a la tasa de interés no se demore tanto en aplicar a ellos. Tome la decisión rápidamente porque se puede quedar por fuera.
  • Trate de tener muy listo todo: Los documentos, el crédito, las cesantías, el ahorro programado. En el momento de negociar usted puede transar mucho más y obtener muchos más descuentos.
  • Si usted no conoce muy bien el mercado, es mejor comprar vivienda nueva.
  • Planifique, no improvise. Cuando usted comience a ganar ‘platica’, es el momento de que su sueño de tener vivienda lo comience a hacer realidad. Y esa planificación tiene que ser a largo plazo.
  • Cuando haya comprado la vivienda no se meta en nuevos créditos (léase compra de electrodomésticos con el recibo de la energía, tarjetas de crédito) porque si lo hace su poder adquisitivo se baja y el banco no le va a prestar lo que usted necesita. Por eso hay que ser disciplinado.
  • Si está en el proceso de compra, concéntrese en su vivienda. En esa transición del préstamo no se meta en nada más, así se le demore seis meses o un año. Hay mucha gente que desiste por esa razón y es un tema muy importante.

Atento a los beneficios e incentivos

Hoy por hoy existen cerca de dos millones de familias que están buscando vivienda y que corresponden al déficit en VIS, y es allí donde se genera un apalancamiento importante para que la gente comience a comprar vivienda.

Desde el pasado 3 de julio, el Gobierno revivió el subsidio a la tasa de interés para impulsar la compra de vivienda nueva prioritaria (40 millones de pesos) y social (76 millones), con lo que espera reactivar la solicitud de créditos y las ventas en estos rangos.

El beneficio es para quienes no tienen vivienda y quieren invertir por primera vez; además, por tratarse de oferta subsidiada, los compradores solo pueden arrendarla o venderla después de cinco años. Las personas que tuvieron un subsidio anteriormente no podrán acceder al programa.

El subsidio a la tasa de interés se otorga por siete años, pero varios bancos lo ofrecen incluso por ocho años más para completar los 15 años del total del crédito.

Hay 140.000 cupos disponibles para igual número de soluciones de vivienda y en promedio la ayuda puede equivaler a más o menos 1,5 millones por cupo. “Este es el jalonador de compra de vivienda nueva por excelencia, que tiende a volverse crónico. El gobierno va a tener que institucionalizar este subsidio”, asegura Daniel Matiz.

Tomado de Revista Propiedades y Remodelación

http://propiedadesyremodelacion.com/compraventa/102-comprar-por-convicci%C3%B3n-y-no-por-emoci%C3%B3n.html