Skip to main content

Arrendar directamente puede traerle mas problemas qué beneficios

arrendar por inmobiliaria beneficios

Suele suceder con cierta frecuencia que a la hora de arrendar un inmueble, los propietarios decidan llevar a cabo un contrato directo, es decir; sin la intermediación de una inmobiliaria reconocida, con el argumento de ahorrarse unos pocos pesos en el pago de comisiones, las cuales pueden oscilar entre un 10% y un 12% mensual del valor del canon de arrendamiento. De igual forma, desde la otra cara de moneda, los clientes interesados en arrendar un inmueble esgrimen la excusa de la excesiva documentación que se les solicita por parte de la inmobiliaria al momento de aplicar una solicitud de arriendos, a fin de justificar una negociación directa con el propietario del mismo; acudiendo por lo general a contratos en formas pre impresas que no se ajustan a la realidad del negocio, o peor aún, llevando a cabo contratos de arrendamiento verbales. Pero, ¿Sabe usted que esta praxis puede generarle más problemas y gastos, que los beneficios que le pueda reportar? Lamentablemente así es, arrendar directamente puede traerle mas problemas qué beneficios.

Aun cuando entregar la administración de un inmueble a través de un contrato de mandato a una firma inmobiliaria no le garantiza que no se presenten impases durante el desarrollo de la celebración de un contrato de arrendamiento, usted puede tener la tranquilidad de no tener que acudir a engorrosos procesos que a más de representarle un gasto económico considerable en el pago de honorarios de abogado en caso de ser necesarios; le generan un desgaste físico y una inversión de tiempo que no podrá recuperar en un corto tiempo.

El contrato de arrendamiento; por ser de tracto sucesivo y con la posibilidad de estar vigente por un tiempo prolongado, está expuesto a que durante la ejecución del mismo se presenten impases que de no tener el suficiente conocimiento y experiencia para tratar, se convierten en verdaderos calvarios para las partes. De allí que surjan situaciones como el retraso en el pago del canon de arrendamiento, la necesidad de reparaciones que las partes no logran acordar a quien corresponden por no tener claridad en cuanto a si son reparaciones locativas o reparaciones indispensables, trabajos realizados por el arrendatario descontados del canon de arrendamiento sin la debida autorización, deterioro del estado de conservación del inmueble a lo largo del tiempo, terminaciones del contrato de arrendamiento sin el lleno de requisitos legales, y muy comúnmente; las diferencias que se presentan al momento de la desocupación del inmueble y posterior entrega del mismo, para establecer si un deterioro y/o daño obedece al normal paso del tiempo y utilización, o es resultado de un uso inapropiado por parte del arrendatario.

Entregar la administración de un inmueble a una firma inmobiliaria, genera mayor estabilidad y confianza para las partes, partiendo desde el momento inicial al determinar el valor de canon de arrendamiento de acuerdo con las características del mismo y la demanda del mercado, pasando por una adecuada selección del arrendatario mediante un análisis de riesgo, hasta una efectiva garantía del usufructo del bien inmueble por parte de este una vez lo ha ocupado. Aun cuando existen opiniones encontradas en relación a quién favorece la ley en un contrato de arrendamiento, el papel que desempeña una inmobiliaria como intermediario entre el propietario y el arrendatario, es de garante del cumplimiento de los derechos y obligaciones que le asisten a cada una de las partes, ya sea por estipulación contractual, ya sea por aspectos de índole legal. Por ello, a más de no ser conveniente realizar un contrato de arrendamiento en forma directa, es importante también tener mucho cuidado al momento de seleccionar una inmobiliaria para la administración de su inmueble; procurando que la misma posea experiencia en el sector, tenga implementados procesos eficientes y cuente personal profesional que le generen satisfacción y confiabilidad.

Su patrimonio es valioso, su familia y sus sueños siempre debe poner en las mejores manos, por ello sea cuidadoso al momento de tomar una decisión en cuanto a quien lo administrará. Recuerde que su tranquilidad es invaluable, y solo al momento en que surgen diferencias entre las partes usted podrá darse cuenta de esta realidad, pero si no fue lo suficientemente diligente al momento de suscribir el contrato, entregando la administración de su inmueble a manos expertas, entonces realmente puede ser que sus problemas apenas comienzan.

La pregunta podría llegar a ser tan sencilla como ¿Existiendo empresas con amplia experiencia en el sector inmobiliario que se encargan de velar porque le paguen el canon de arrendamiento, la cuota de administración y en fin se procure el cuidado de su inmueble, vale la pena arriesgarse y hacer un contrato de arrendamiento directo?

Qué piensas? Compártenos tu opinión.

#LíderesInmobiliarios

www.araujoysegovia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *